¿Cómo puedo hacer para que mi hijo coma frutas?

Una buena nutrición es vital para el desarrollo físico y mental de nuestros hijos; por tal motivo es importante crear hábitos saludables desde muy temprana edad, como por ejemplo, una alimentación balanceada que incluya frutas y verduras.

Las frutas aportan agua y fibra, que ayudan a la digestión de los alimentos, también brindan  vitaminas  A, C, B; minerales como el potasio, sodio, fósforo, calcio, antioxidantes, los cuales son micronutrientes esenciales para los procesos metabólicos que contribuyen al buen crecimiento y desarrollo de nuestro organismo. Un buen ejemplo es el calcio, necesario para el mantenimiento de los huesos y dientes.

Una dieta equilibrada, se refiere a aquella que aporta una cantidad adecuada de carbohidratos (pan, cereales, almidones), grasas buenas, proteínas, minerales y vitaminas. La alimentación balanceada también ayuda a prevenir la obesidad y enfermedades crónicas en la edad adulta como por ejemplo la hipertensión.

¿Cómo puedo hacer para que mi hijo coma frutas?

  • Aplique un hábito saludable, donde participe toda la familia, ya que el ejemplo es fundamental (sea un modelo a seguir).
  • Siempre tenga frutas al alcance de sus hijos en el refrigerador.
  • Cuando compre alimentos lleve siempre frutas y verduras, aproveche y hábleles acerca de la importancia de comerlas.
  • No lleve a la casa golosinas, papas, galletas, bombones, etc.
  • Use frutas como refrigerios en cualquier momento.
  • Empiece desde muy temprano creando hábitos saludables en su familia.
  • Cocine recetas divertidas, ¡sea creativa! Algunos ejemplos son: pinchos de frutas en el desayuno, incluya cereales con frutas, ensalada de frutas, refrigerios con caritas con frutas, gelatina con frutas.
  • No desista, siga intentándolo.