Cuidados durante el embarazo

Mamá, si estás iniciando gestación, seguramente te has preguntado sobre las precauciones que debes tener en cuenta durante el embarazo. No debes alarmarte, pero sí es importante tener en cuenta ciertas recomendaciones: por ejemplo, llevar una alimentación balanceada que contenga proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales.

¡Pero ten cuidado! Este no es el momento de hacer una dieta de moda ni una dieta baja en calorías; un bajo consumo de nutrientes puede afectar el crecimiento y el desarrollo del cerebro de tu bebé. Tampoco se trata de comer por dos, lo ideal es tener una nutrición equilibrada sin tiempos largos de ayuno. Recuerda: desayuno, almuerzo y cena.

Como complemento, tu médico obstetra puede recomendarte una píldora vitamínica prenatal diaria, que incluye no solo ácido fólico y otras vitaminas, sino también hierro, calcio, otros minerales, y ácidos grasos, como ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido araquidónico (ARA). Ten presente que estos ácidos grasos son buenos, por ejemplo, el DHA en particular, se acumula en el cerebro y los ojos del feto, especialmente durante el último trimestre del embarazo (Sociedad Americana de Pediatría). También, podrás encontrar estos ácidos grasos en alimentos como el atún, el salmón y la trucha.

¿Y cuánta agua debo ingerir?

· Toma por lo mensos 1,5 litros de agua al día y consume alimentos ricos en fibra como mangos, pan integral y cereales, que te ayudarán a evitar el estreñimiento.

· Evita comidas pesadas como fritos, salsas y bebidas con gas. Después de las comidas, procura no acostarse inmediatamente, intenta descansar sentada con los pies elevados.

¿Puedo tomar otros medicamentos?

Asegúrate de infórmale a tu médico sobre cualquier otro suplemento que estés tomando, incluidas las hierbas medicinales. Y ten presente, no debes tomar ningún medicamento que no sea recetado por tu médico tratante.

No tengas temor, ¡activa tu cuerpo con actividad física recomendada!

· El ejercicio físico es beneficioso y saludable, si no has hecho ejercicio periódicamente, es recomendado iniciar con ejercicio de poco impacto como caminata o natación. Pero ten precaución, no debes exigirte demasiado.

· Realizar actividad física incluso de 5 a 10 minutos al día, es beneficioso y es un buen comienzo. Igualmente, mantente hidratada mientras haces ejercicio y evita desarrollar actividades que te exijan saltar o sacudirte.

Y que no te falte… ¡estimular un descanso saludable!

El descanso y el sueño son fundamentales; trata de dormir por lo menos de 7 a 8 horas diarias. Ten pequeños descansos durante el día, si es posible con las piernas en alto.

Con relación a los últimos meses de embarazo, se te hará más difícil encontrar una postura más cómoda, en ese caso, utiliza cojines para mantenerte en alto y duerme de lado con un cojín entre las rodillas. También es importante mantener una buena higiene oral, manteniendo una rutina de cepillado dental después de cada comida.

Finalmente, no olvides asistir a tus controles prenatales: el seguimiento prenatal ayuda a identificar riesgos y a tratarlos oportunamente para lograr un embarazo a término y saludable.

 

Maria Teresa Agudelo Constante

Pediatra

Fundación Valle del Lili