El primer diente de mi bebé

 

Celebrar con alegría el brote del primer diente del bebé es algo de todos los padres. Su sonrisa mostrando los primeros dientes enternece, y aunque no hay una fecha exacta para dicha aparición, este suele asomarse en los primeros seis meses de vida.

 

¡Muchos niños no tendrán problemas cuando les salen los dientes!

Generalmente la dentición no causa demasiadas molestias, sin embargo, algunos bebés suelen mostrar signos de malestar general, pues la encía alrededor del diente podría estar inflamada y sensible.

También lo puedes sentir un poco más caliente que de costumbre, ya que su temperatura puede aumentar un poco, pero nunca con temperaturas consideradas fiebre: igual o mayor de 38 grados centígrados.

Si hay fiebre debes consultar al pediatra, ya que posiblemente pueda estar asociada a una infección. Durante esta etapa los niños pueden estar muy sensibles y con probabilidad para adquirir infecciones, por eso es importante mantener las manos de tu bebé limpias.

 

¿Cómo puedo ayudarle a mi bebé con estas molestias?

Los padres pueden ayudar masajeando la encía con los dedos limpios y previamente enfriados o también pueden ofrecerle un pañito húmedo o congelado. ¡Los anillos duros de dentición pueden ser tu gran aliado! mantenlos limpios y fríos, y úsalos según el dolor del pequeño. Si persiste la molestia puedes darle un analgésico como el acetaminofén, preguntando al médico la dosis que requiere tu según el peso.

 

Es hora de cuidar sus primeros dientes

Es ideal ir creando hábitos saludables en familia como la higiene oral, para la cual te damos los siguientes tips:

· Cepillar los dientes dos veces al día con una crema para niños que no contenga flúor.

· El cepillado de los dientes debe hacerse especialmente después de la última bebida o comida.

· No debe acostarse al bebé con un tetero con alimento. Esto es un riesgo de bronco aspiración y también se relaciona con las caries.

· Una buena nutrición, sin bebidas azucaradas es el mejor cuidado de la salud oral de tu hijo.

Con esta información estás lista y listo para darle la bienvenida al primer diente de tu bebé. ¡No te asustes, es un proceso de crecimiento!

 

Escrito por: Dra. María Teresa Agudelo – Pediatra Fundación Valle del Lili