support_agent
phone_in_talk Llamanos
phone Te llamamos
mail_outline Servicio al usuario
fact_check Especialidades

¿Qué lugar ocupa papá en la educación de nuestro hijo?


Si estás acostumbrado a no tener que estar en casa a la hora de retar a los niños o de poner límites… te has convertido en un papá consentidor y llegó la hora, por el bien de todos, de cambiar.

Debes intentar proponerte al menos cambiar algunas cosas:

El primero y más difícil punto es que después de regañarlos, no debes abrazarlos y apapacharlos para que dejen de llorar.

Se supone que el regaño fue por algo que hicieron que no está bien. Todos entendemos lo que duele verlos llorar, pero, tampoco lo abrazas después de que su madre los regañó ya que eso daría menos importancia a la reprimenda de mamá, y además ella se enojaría contigo y todo saldría peor.

Otro punto es que no debes chantajearlos para lograr que coman, se vista o tenga que hacer una tarea.

Es decir, nada de dulces y golosinas solo porque te haga caso.

Es común que la visita a la juguetería de los papis, le traiga remembranzas de su propia niñez; así que padres: tampoco deberás comprarle los regalos que a tí te hubiese gustado tener de chiquito.

¿Carro de control remoto con súper velocidad a tu hijo de dos años? Definitivamente no.

Y lo más importante: no debes darles todo lo que te pidan.

Mucha bibliografía de expertos en psicología infantil afirman que ¨la frustración debe formar parte del aprendizaje del niño, sobre todo entre la edad de 2 y 4 años¨, es ahí cuando aparecen todas los rabietas. Es un momento de clave en la educación de nuestros hijos ya que por más que te guste complacerlos, debes ser responsable.

Si haces las cosas bien evitarás seguramente que tus hijos sean intolerantes. Es importante saber que si no eres capaz de poner límites, fomentarás seguramente niños intolerantes.