El color de los ojos de mi bebé

Los nuevos padres, a menudo se preguntan de qué color serán los ojos del bebé. Esta pregunta se responde hasta que el niño(a) tiene por lo menos 1 año de edad. Realmente, el color de los ojos se refiere a la apariencia del iris, el anillo muscular alrededor de la pupila que controla la cantidad de luz que entra al ojo. Después de todo, la pupila siempre será negra, excepto en las fotos con flash y las partes blancas (esclerótica) que deben mantenerse mucho más blancas, aunque la ictericia puede hacer que se tornen amarillas y la inflamación puede hacer que se vean rosadas o rojas.

El color de los ojos cambia con el tiempo.

El color del iris, al igual que el color del cabello y la piel, dependen de una proteína llamada melanina. Todos tenemos células especializadas en nuestros cuerpos llamadas melanocitos cuyo trabajo es ir alrededor de la melanina que se segrega donde se necesita, incluyendo en el iris. Al pasar el tiempo, si los melanocitos solo segregan un poco de melanina, el bebé tendrá ojos azules. Si, por el contrario, segrega un poco más, sus ojos se verán verdes o avellanados.

En consecuencia, cuando los melanocitos realmente están ocupados, los ojos se ven color café (el color de ojos más común) y en algunos casos pueden parecer muy oscuros. Debido a que toma alrededor de un año para que los melanocitos terminen su trabajo, puede ser un riesgo decir el color de los ojos antes de que el bebé cumpla su primer año. El cambio de color se detiene después de los primeros 6 meses de vida, pero puede ser que les falte cambiar mucho a ese punto.

El color de los ojos es una propiedad genética, pero no está garantizado que tengan el color de los padres:

  • Dos padres de ojos azules tienen más probabilidad de tener un hijo de ojos azules, pero esto no siempre sucede.
  • Dos padres de ojos café tienen más probabilidad de tener un hijo de ojos café (pero no está garantizado).
  • Si usted nota que uno de los abuelos tiene ojos azules, las probabilidades de tener un bebé de ojos azules aumentan un poco.
  • Si uno de los padres tiene ojos cafés y el otro tiene ojos azules, las probabilidades son casi las mismas respecto al color de los ojos.