¿Qué necesita un niño para crecer sano y feliz?

 

Es bien sabido que los padres de familia tenemos la gran responsabilidad de formar a nuestros hijos de buena forma, a través de herramientas que les permita un buen futuro. Pero, ¿qué necesitan los niños para crecer sanos y felices?

Los niños no necesitan grandes cosas para crecer saludables y felices. Como padres debemos brindarles un ambiente adecuado, que les permita potenciar su desarrollo físico y emocional y así, permitirles ser adultos en armonía, que logren sus metas y tengan recursos para enfrentarse a las dificultades.

Afecto. Un niño necesita sentirse querido por sus seres cercanos. Es bueno que sea consciente del cariño y amor incondicional de su familia.

Atención. Necesita que le prestemos atención a lo que dice, a lo que esta sintiendo y no expresa, a lo que le preocupa y lo que le alegra. Debemos atender sus necesidades y hacer que se sientan atendidos.

Alegría. Las actitudes positivas son una forma de vida que se transmite. Los niños que crecen en un ambiente alegre y positivo, son más felices. La alegría en el hogar ayuda al bienestar emocional.

Guía. Los niños deben tener unas pautas o guía que los orienten durante su proceso de desarrollo. Estas pautas le permitirán saber cuando esta actuando correctamente, es como un mapa o guía durante su crecimiento. Las pautas o normas le ayudan en su seguridad.

Tiempo y respeto. Cada niño es especial, único, con temperamento diferente y con tiempos diferentes en su desarrollo. Algunos caminan antes que otros, unos son tímidos, otros extrovertidos y así. Como padres, debemos respetar sus tiempos y su temperamento. Cada persona necesita su tiempo para llegar a ser.

Seguridad. La seguridad es importantísima para crecer sin miedos, para crecer libres y desarrollar una buena autoestima, que será la base de su bienestar y de su felicidad. Sentirse amado, pertenecer y tener una guía le ayudará a sentirse seguros.

Coherencia y constancia. Los pequeños necesitan coherencia en las normas y constancia para entender el sentido de las mismas.

Juego. El juego le permite al niño desarrollar su imaginación, su creatividad, explorar su mundo, adquirir habilidades socioemocionales y relacionarse con otros niños. El juego es la mejor forma de aprender en los primeros años.

Valores. Debemos proporcionar a los pequeños valores que guíen su conducta y actuación.

El buen acompañamiento y herramientas emocionales e intelectuales serán los aliados en la crianza de tu pequeño, ¡Ánimo!

Escrito por: María Teresa Agudelo, médica pediatra – Fundación Valle del Lili. Basado en artículo de la Psicóloga y pedagoga Celia Rodríguez Ruiz.